Entremés·Teatro

La cueva de Salamanca.- Miguel de Cervantes

La Cueva de Salamanca.- Entremés
Miguel de Cervantes Saavedra

Colección Clásicos Carroggio.- Novelas ejemplares.- Entremeses (Carroggio,S.A. de Ediciones-Barcelona, 1977)

El que nos encontremos ante un entremés o comedia breve no quiere decir que la obra carezca de importancia y deba calificarse de secundaria; antes bien, en opinión de expertos cervantistas como José Manuel Udina, podemos asegurar que “es una aportación al teatro auténtica y valiosa” por lo que “ha merecido ser por su perfección tan imitada que el propio Calderón de la Barca no dudó en ser uno de los primeros en hacerlo”.

Aun así, Cervantes se curaba de espantos en el prólogo a las Novelas Ejemplares diciendo: “…que Dios te guarde, y a mí me dé paciencia para llevar bien el mal que han de decir de mí más de cuatro sutiles almidonados”, en evidente alusión a los académicos universitarios.

El entremés “La Cueva de Salamanca” nos recuerda al Decamerón de Boccaccio por su carácter festivo y libertino. Aparecerá citado en él un personaje histórico como el bandolero Roque Guinardo o Guinart, como lo hace también en el Quijote (II, cap. 60). Los métodos de Guinart para acallar a los campesinos y conseguir su apoyo eran expeditivos y brutales, quemando sus haciendas y matando sus animales o llevando a cabo acciones más graves si le hacían frente. Roque Guinart era, también, de origen campesino y un exponente del problema catalán de la época y la decisión del gobierno español de terminar con la situación. Cervantes pone a su don Quijote en manos de Roque Guinart, acepta su superioridad y no presenta combate, haciendo del bandolero una descripción bastante idealizada y criticando –de paso- las ejecuciones de sus colegas. Y, entre otras, aparecerá la cuestión de los poetas y su condición cuando el personaje de Cristina exclama: “Basta; ¿Qué también los diablos son poetas?”. A lo que replicará el barbero: “Y aun todos los poetas son diablos”.

Sigue leyendo “La cueva de Salamanca.- Miguel de Cervantes”