Comedia·Entremés·Sainete·Teatro

Los enredos de Scapín.- Molière; El perro del hortelano.- Lope de Vega; El entremés nuevo del cochino de San Antón.- Anónimo; La sarna de los banquetes.- Vélez de Guevara

Almagro, Festival Internacional de Teatro Clásico 2017

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro está de cumpleaños; nada menos que puede brindar por la cuadragésima convocatoria; cuarenta celebraciones que hacen toda una historia en favor del teatro y que ha supuesto la dinamización de la vida cultural, artística y económica de la ciudad en torno a los espacios del Corral de Comedias, el Teatro Municipal, el Teatro Hospital de San Juan, la Antigua Universidad Renacentista, el Espacio Miguel Narros o el Claustro Museo del Teatro. ¡Felicidades!

Molière: Los enredos de Scapín (Versión en hebreo de Nathan Alterman)
Lope de Vega: El perro del hortelano
Entremeses: La sarna de los banquetes.-Vélez de Guevara; El entremés nuevo del cochino de San Antón (Anónimo)

Los enredos de Scapin, de Molière en versión de Nathan Alterman y dirigida por Udi Ben-Moshe. La puesta en escena correspondió a The Jerusalem Khan Theatre.

La compañía israelita The Jerusalem Khan Theatre abrió las puertas de la creatividad en el Espacio Miguel Narros con una versión en hebreo de la obra de Molière a la que pudimos acceder salvando la dificultad del idioma para disfrutar de cada matiz de esta comedia con el clásico final feliz.

Los enredos amorosos de cuatro jóvenes y los inevitables y previsibles problemas y rompederos de cabeza de sus respectivos padres, que deseaban otra cosa bien distinta para cada uno de sus respectivos hijos, acaban resolviéndose gracias a los buenos oficios de una especie de “celestina” llamado Scapín que consigue, no sólo que los jóvenes se salgan con la suya, sino que sus propios padres lo paguen de sus dineros con mucho dolor de sus almas. De paso, Scapin se tomará algunas pequeñas venganzas personales con su amo –uno de los padres del enredo- de las que también saldrá escarmentado. Sigue leyendo “Los enredos de Scapín.- Molière; El perro del hortelano.- Lope de Vega; El entremés nuevo del cochino de San Antón.- Anónimo; La sarna de los banquetes.- Vélez de Guevara”

Comedia·Sainete·Teatro

Entremeses de Miguel de Cervantes

Entremeses de Miguel de Cervantes

TCA.- Teatro Clásico de Almagro
Gestión y dirección artística: Antonio León Fernández

Museo Guggenheim de Bilbao
19 de diciembre de 2016

Los conocidos entremeses, destinados a llenar agradablemente el hueco entre las grandes comidas, cumplían la misma función en las representaciones teatrales cuando el teatro llenaba toda la tarde, y aun el día, de la vida de la ciudad o villa donde hubiera corral de comedias.

Lope de Rueda ya los había cultivado y dado impulso con el nombre de “pasos”. Miguel de Cervantes se suma a este género considerado menor, pero muy aceptado por el público, porque estaban hechos para hacer reír y eran breves. Pero, además de su carácter de entretenimiento, los entremeses encierran en su interior una resuelta crítica de los aspectos más relevantes de la sociedad de la época que, con el pretexto de la broma, ponen ante el público don desenfado y desparpajo.

El grupo teatral que gestiona y dirige Antonio León Fernández desde Almagro, el TCA (Teatro Clásico de Almagro), nos ha traído a Bilbao y el museo Guggenheim dos de los ocho entremeses cervantinos en este final de año en el que el museo cumple sus primeros veinte años de andadura y en el que se cumplen los cuatrocientos de la muerte del genial autor del Quijote. Sigue leyendo “Entremeses de Miguel de Cervantes”

Comedia·Sainete·Teatro

El coloquio de los perros (Cervantes); El caballero de Olmedo (Lope de Vega); La puta enamorada (Chema Cardeña), en Almagro, 2014

Miguel de Cervantes: El coloquio de los perros
Lope de Vega: El caballero de Olmendo
Chema Cardeña:  La puta enamorada

 

1.- El coloquio de los perros, de Miguel de Cervantes, en la versión y dirección de Ma Zhenghong y Alejandro González Puche puesta en escena por Laboratorio Escénico Univalle de Colombia.

Miguel de Cervantes siempre aspiró al reconocimiento y  el éxito en el teatro. Para ello trabajó con ahínco y pulcritud, pero el teatro del Siglo de Oro estaba reservado a la gloria del verso y la genialidad de Lope de Vega. La suerte literaria de Cervantes se libró en la prosa. Tampoco la poesía fue su destino, y con el Quijote alcanzó –definitivamente- un lugar en la cumbre de la Literatura Universal.

Esta obra de teatro no es tal, ya que se trata de una de las denominadas novelas ejemplares. Pero tras la versión llevada a cabo por Ma Zhenghong y Alejandro González Puche, ya no es una novela ejemplar, sino toda una gran obra de teatro. Cervantes estaría tan contento como sorprendido si pudiera ser testigo de ello.

El argumento trata de dos perros que, por una noche, consiguen hablar. Contándose sus andanzas y experiencias perrunas aprovechan, en la pluma cervantina, para repasar personajes y costumbres con un sentido crítico acerado y un sentido del humor ácido. La condición humana se muestra al desnudo descubriéndonos hipocresías, contradicciones y egoismos que nos colocan, como especie, por debajo de la condición que llamamos animal, como es el caso de los pastores que acusan al lobo de las ferocidades y ataques al rebaño que ellos, con astucia y engaños, llevan a cabo. Esta actitud es cosa que desconcierta al perro encargado de guardar las ovejas y que acabará recibiendo el castigo del amo que piensa en su descuido y falta de celo para defenderlas. Sigue leyendo “El coloquio de los perros (Cervantes); El caballero de Olmedo (Lope de Vega); La puta enamorada (Chema Cardeña), en Almagro, 2014”

Comedia·Drama·Sainete·Tragedia

Quevedo, Lope y Calderón en Almagro

Almagro, Festival Internacional de Teatro Clásico 2013

Quevedo, Lope y Calderón

1.-QUEVEDO. Donde hay poca justicia es peligroso tener razón
PREM Teatro.- Dirección: Héctor del Saz

En el papel de Francisco de Quevedo, el actor Adolfo Pastor; y en los de Felipa y la novicia, Pilar Massa y Rebeca Sala. Dentro del equipo artístico y técnico, en la dirección, Héctor del Saz. Estos son algunos de los nombres propios responsables de esta puesta en escena. El escenario, el Corral de Comedias de la ciudad de Almagro.

La luna aparecía en el cuadrante superior izquierdo por encima del escenario al dar comienzo la representación de esta obra, un viaje al corazón de Quevedo –en palabras del director- y yo diría al de España, a través de los escritos epistolarios y poemas del autor del Siglo de Oro. La misma luna desaparecía por el cuadrante superior derecho del escenario en un cielo visible desde el patio de butacas, sillas de madera y asiento de caña, con el final de la obra. Y en medio, la sorprendente historia de un hombre atribulado por las persecuciones y rabiosamente libre que no dejó de pagar con creces haber resultado ser el molesto grano en el culo de mandatarios y poderosos de la época, afectados de las mismas ambiciones y falta de escrúpulos de las que se adornan los mandatarios y poderosos de hoy día. El paso último por la cárcel en los sótanos de San Marcos en León, con el río Bernesga por cabecera y todo el frío de los rigurosos inviernos leoneses en los muros y los huesos, resultó decisivo en la balanza de la quebrada salud de Quevedo, que moriría poco después en tierras manchegas de Villanueva de los Infantes.

Sigue leyendo “Quevedo, Lope y Calderón en Almagro”

Comedia·Musical·Sainete·Teatro

Cabaret Chihuahua.- Felipe Loza

Cabaret Chihuahua
Felipe Loza

Teatro Mutante

Dirección: Felipe Loza

Pabellón 6 (Bilbao-Zorrozaure) 30/12/18

Reparto: Iñaki Maruri, Adrián García de los Ojos, Itxaso Quintana, Olatz Ganboa, Quique Gago, Jon Casamayor, Izaskun Fernández, Irene Bau, Diego Pérez, Unai Izquierdo, Ugaitz Alegría, Mitxel Santamarina, Karmele Larrinaga

En el laboratorio teatral del Pabellón 6, como se define a sí mismo este espacio de Zorrozaure, el Cabaret Chihuahua despliega los encantos de esta vida y de la otra –que vienen a ser la misma vida- a través de los personajes variopintos y famosos de la escena, el arte, la política, la banca y la canción, como Liza Minelli (pasada antes de tiempo al otro mundo para presidir este cabaret), Frida Khalo, Montserrat Caballé, Winehouse, Marilyn Monroe, Freddie Mercury, el mismísimo Sabino Arana y el auténtico Mario Moreno, Cantinflas. Gentes diferentes a las que se unirá un inefable cadáver pianista y lo más escogido del mundo de las finanzas en los representantes de Lehman Brothers. A esta pandilla instalada en la eternidad de la otra vida se agregará un muerto reciente que, conduciendo borracho tras la celebración de su despedida de soltero, estrella su coche en una de las cerradas curvas del puerto de Urkiola. Cuando es consciente de su nueva situación se deja convencer para adoptar el papel de Freddie Mercury en la nueva vida y acompañar musicalmente a Montserrat Caballé en su inefable inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992; se trata de un personaje de ficción, como el del resto de los congregados. Y empieza el desmadre.

La representación resulta brillante y educadamente provocadora. El texto es coherente y descarga con humor e ironía la crítica ácida y pesada. Todo -se canta- en la vida es un carnaval. En esta vida –y a lo que se ve- también en la otra. No se sabe bien qué vida es reflejo de cuál. El nivel de interpretación cabaretera es bueno, ameno, ocurrente, desinhibido. El carnaval, en su paroxismo, alcanza al público, la mayoría del mismo dotado de atrevidos sombreros hechos con material reutilizado y diseños audaces para la ocasión. Una buena manera, entiendo, de tomar parte en la situación.

La obra, dentro de su unidad, tiene dos partes bien diferenciadas. La primera, más divertida, festiva y sensual, juega con los placeres de la carne en un mundo descarnado. Vivir los sueños de lo que alguna vez soñamos ser es posible tomando la vida de personajes que lo hicieron o lo hacen en esta vida. La segunda, tras el descanso, se hace más reivindicativa en la denuncia de las injusticias y las desigualdades, con alusiones explícitas al movimiento insurgente del 15 M y la crítica demoledora del sistema económico y las manipulaciones mafiosas de la gran banca y el mundo de las finanzas que causan profundas crisis arrojando a la miseria a amplios sectores sociales. Las hipotecas, los desahucios, los trabajos precarios y mal pagados, el paro, la corrupción y la actitud violenta y despiadada del mundo financiero y los políticos que sirven a sus intereses, todo pasa por el escenario a golpe de consigna y pancarta en una rememoración del romántico mayo del 68 francés.

Y todo pasa aquí en esta comedia de cabaret vasca que se expresa –porque así es el mundo de los muertos- en un español con acento mexicano, Sabino Arana y sus esencias nacionalistas y raíces del árbol de Gernika/Guernica incluidas. En este ambiente festivo de la muerte traído de México no podía faltar la figura señera, mítica y desmitificadora de un Cantinflas que, desde su impenitente pobreza, declara la riqueza de su visión del mundo y la inteligencia de sus humanas soluciones.

Aconsejable la pieza, aconsejable la representación, aconsejable el entorno del Pabellón 6. ¡Vengan, señoras y señores, vengan y disfruten feliz y anticipadamente de lo que les espera!

González Alonso